Atención - Este sitio usa cookies

Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Saber más

Acepto

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.
 
Política de cookies: Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.
 
¿Cómo se utilizan las cookies? Al navegar por este portal Web el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información: - Información estadística del uso de la web. - El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web. - El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles. - Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios. - Información de las encuestas en las que ha participado el usuario. - Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.
 
¿Cómo administrar cookies en el navegador? El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Google Chrome: - Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas. - Seleccionar Configuración. - Hacer clic en Mostrar opciones avanzadas. - En la sección “Privacidad” hacer clic en el botón Configuración de contenido. - En la sección de “Cookies” se pueden configurar las opciones.

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Mozilla Firefox: - En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar Opciones. - Seleccionar el panel Privacidad. - En la opción Firefox podrá elegir: Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones. * Más información sobre Mozilla Firefox.
 
Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Internet Explorer 9: - En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las cookies. Activar la casilla Cookies y, a continuación, hacer clic en Eliminar. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la Configuración mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las cookies o totalmente hacia abajo para permitir todas las cookies. Tras ello, hacer clic en Aceptar. * Más información sobre Internet Explorer 9.
 
En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar cookies por sitio Web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar cookies de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

PIEZA DEL MES - ENERO 2015

Diálogo de Segovia
Grabado calcográfico a buril
17,7 x 11,8 cm
Diego de Astor
En San Juan de la Cruz, Obras Espiritvales que encaminan a vna alma a la perfecta unión con Dios
Alcalá, impreso por la viuda de Andrés Sanches Ezpeleta, 1618.

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

 

 


En el año 1618, veintisiete después de la muerte de San Juan de la Cruz, salía de una imprenta complutense la editio princeps de sus Obras Espirituales.

Encabeza la edición una resunta de su vida y virtudes y la estampa que rememoraba una de sus experiencias místicas más conocidas: La aparición de Cristo con la cruz a cuestas y el diálogo que entablan. Un suceso que el santo cuenta, en secreto, a un religioso amigo en la primavera de 1591.

Estaba entonces en el convento carmelita de Segovia, y había decido trasladar del claustro a la iglesia un cuadro de un Nazareno de medio cuerpo, para que pudiese ser reverenciado por los fieles como por los frailes. Ya en su altar, arrodillado y en oración, tuvo una visión espiritual en la que Cristo, a través de la pintura, le dijo: «IOANNES QVID VIS PRO LABORIBVS?»; a lo que él respondió: «DOMINE PATI ET CONTEMNI PRO TE».

Y así, como lo refería, el suceso es representado en el grabado de Diego de Astor, un artista originario de Malinas (Flandes), que se afincó en Toledo en la primera década del siglo XVII, para trabajar en el taller de El Greco, donde se ocupará de trasladar sus pinturas a planchas de impresión.

A los pies del altar, una rama de lirio, símbolo de la pureza del santo, y unos libros, sus tratados Subida del monte Carmelo, Noche oscura del almaLlama de amor viva, escritos en la octava década del siglo XVI, que son los incluidos en la edición.

 

 

 


TRADUCCIÓN DEL TEXTO LATINO DEL PIE:
«Venerable padre fray Juan de la Cruz, español, hijo primogénito y fiel coadjutor de la Beata Virgen Teresa de Jesús, madre y fundadora de las carmelitas descalzas, conocido por sus divinos diálogos de Segovia. Orando ante la imagen de Cristo Señor cargando la cruz, el mismo Señor le preguntó: JUAN ¿QUÉ DESEAS POR TU ESFUERZO? El respondió: SEÑOR, POR VOS, SUFRIR Y SER MENOSPRECIADO. Singular por sus milagros mientras vivió y ahora muerto, falleció en Úbeda el 14 de diciembre de 1591, a los 49 años de su edad. Desde allí, habiéndose trasladado a Segovia, honradamente es venerado».

 

 

Hasta el 31 de enero, en la galería alta del Museo.

piezames ene 15 cartela2b
piezames ene 15 cartela1b

PIEZA DEL MES - DICIEMBRE 2014

Inmaculada Concepción
Grabado calcográfico a buril
10,2 x 8,5 cm
Bernardo Heylan
Primer cuarto del siglo XVII
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

 


En Sevilla y en 1613, tras aseverar un fraile dominico que la Virgen no había sido concebida sin macula, se mueve una gran controversia. El pueblo ofendido, en su escarnio, entonaba coplas como las que a la sazón escribiera el poeta Miguel del Cid: «Todo el mundo en general / A voces Reyna escogida, / Diga que sois concebida / Sin pecado original».

Y es que el siglo XVII es la época por excelencia de la devoción inmaculadista en España: escritores, pintores o escultores dedicaron su talento a exaltar a la Madre de Dios. De ahí que, no sea raro encontrar incluso documentos públicos, como los de la Real Chancillería de Granada, encabezados por grabados de la Virgen.

Este origen oficial tuvo la estampa, aunque recortada, que se expone. Muestra una cartela en cuyo óvalo se representa a la Inmaculada, orlada con la leyenda: «MARÍA CONCEBIDA SIN PECADO ORIGENAL». Una iconografía asociada al pasaje del Apocalipsis en el que se narra cómo, tras una gran señal, apareció en el cielo «una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies…».

De su autor, el grabador Bernardo Heylan (Amberes, 1588 – Granada, 1661), nada, aparte de su filiación, conocemos de su vida en Flandes. La documentación lo sitúa, en 1612, ya en Granada siendo aprendiz en el taller e imprenta que su hermano Francisco había establecido el año anterior. Una tipografía de la que salieron impresos para la Real Chancillería a partir de 1616.

En 1638 se le consideraba como grabador «de estampa fina». Y el historiador Gómez Moreno considera que sus estampas, en general de pequeñas dimensiones, «rivalizan con las de su hermano en habilidad de buril, y quizá le superan en cuanto a gracia».

 

 

 

 

 

 

 

Hasta el 30 de diciembre de 2014

piezames dic 14 cartela2a
piezames dic 14 cartela1

PIEZA DEL MES - NOVIEMBRE 2014

Dalmática
Damasco, lino, hilos y fimbria
132 x 151 cm
Siglo XVIII
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

 

 


Originaria de la Dalmacia, en la costa adriática, era una prenda  que se puso de moda entre las clases altas romanas a lo largo del siglo II.  Ya a comienzos del siglo IV hay constancia de su uso litúrgico por el papa Silvestre I, pero su generalización no ocurre hasta el siglo IX.

La dalmática era una túnica larga y holgada, con anchas mangas; que, con el tiempo, se fue estrechando y acortando, por lo que, para poder vestirla con desahogo, se hicieron aberturas laterales que se extendieron con el tiempo a las mangas. Será en el siglo XV, cuando quede fijada su forma, al añadir el collarín o alzacuello.

Su color blanco primigenio, al que  añadieron en Roma unas bandas verticales púrpura, se mantuvo hasta el siglo XIII, momento en que se adoptaron ya los colores litúrgicos y se reguló su uso. Es frecuente verlas decoradas con rectángulos en sus faldones y en las bocamangas.

La liturgia actual establece que es la vestidura exterior propia del diácono, que debe ponerse en las misas solemnes o en las procesiones. Es este el ministro eclesiástico de grado inmediato inferior al celebrante y, como su calificativo de origen griego revela, es el sirviente en las celebraciones litúrgicas.

El abate Gaume, en su decimonónico Catéchisme de Persévérance, señalaba que la dalmática es «un hábito de solemnidad que debe inspirar una santa alegría así al diácono que la lleva como á los fieles que la ven; este es el sentido de las palabras que el obispo dirige al diácono al revestirse de ella en la ordenación y de la oración que el mismo diácono reza al vestirse con ella para servir al altar».

piezames nov 14 cartela2
piezames nov 14 cartela1

PIEZA DEL MES - OCTUBRE 2014

Santa Teresa de Jesús
Óleo sobre lienzo
100 x 75 cm
Segunda mitad del siglo XVII

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

 

 

 

Fue Sevilla, que se le había tornado difícil para su fundación conventual, el escenario donde fray Juan de la Miseria retratase in vivo a la Madre Teresa de Jesús, un trance que aceptaría como un ejercicio de mortificación.

Ocurría el 2 de junio de 1576, la víspera del traslado solemne del convento de San José a unas casas adquiridas por uno de sus hermanos. Tenía la santa fundadora 61 años.

Madre Teresa aparece retratada en oración. Se trata de una vera effigies a la que, tras su muerte en 1582, se le añadieron la paloma del Espíritu Santo y una filacteria sobre su cabeza con el verso «MISERICORDIAS DOMINI IN AETERNVM CANTABO» (Sal. 89,2), que gustaba repetir como oración en su celda.

Al ser su único retrato, fue copiado muchas veces, reinterpretado y dotado de nuevas significaciones iconográficas. Pero, será en la versión del grabador Cornelis Galle el Viejo, inserta en la obra Vita B. Virginis Teresiae a Iesu, publicada en 1613, en la que se inspire este lienzo.

El grabador flamenco añadía, sobre una mesa, una cruz desnuda, que la santa señala con su mano izquierda en tanto la ase con la contraria. Y el  tronco lo rodea con una filacteria con el lema «AUT MORI, AUT PATI», que abrevia la invocación de la santa: «Señor, o morir o padecer, no os pido otra cosa para mi», recogida en su Libro de la Vida (XL, 20).

Mas el anónimo pintor de esta obra, no se conformó con calcar la composición de la estampa; sino que la santa, desasiéndose de la cruz, ha tomado su pluma para escribir en el cuaderno que reposa sobre la mesa.

 

 

 

 

 

Restaurada en la campaña de verano de 2014, por  el equipo dirigido por D. Francisco José Sánchez Concha, del Departamento de Pintura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla.
Con el apoyo de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, del Excelentísimo Ayuntamiento de Zafra y de la Asociación de Amigos del Museo y del Patrimonio de Zafra.

piezames oct 14 cartela2a
piezames oct 14 cartela1b