Atención - Este sitio usa cookies

Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Saber más

Acepto

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.
 
Política de cookies: Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.
 
¿Cómo se utilizan las cookies? Al navegar por este portal Web el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información: - Información estadística del uso de la web. - El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web. - El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles. - Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios. - Información de las encuestas en las que ha participado el usuario. - Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.
 
¿Cómo administrar cookies en el navegador? El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Google Chrome: - Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas. - Seleccionar Configuración. - Hacer clic en Mostrar opciones avanzadas. - En la sección “Privacidad” hacer clic en el botón Configuración de contenido. - En la sección de “Cookies” se pueden configurar las opciones.

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Mozilla Firefox: - En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar Opciones. - Seleccionar el panel Privacidad. - En la opción Firefox podrá elegir: Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones. * Más información sobre Mozilla Firefox.
 
Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Internet Explorer 9: - En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las cookies. Activar la casilla Cookies y, a continuación, hacer clic en Eliminar. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la Configuración mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las cookies o totalmente hacia abajo para permitir todas las cookies. Tras ello, hacer clic en Aceptar. * Más información sobre Internet Explorer 9.
 
En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar cookies por sitio Web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar cookies de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

PIEZA DEL MES / JUNIO 2024

Alegoría del Sagrado Corazón 
Estampa calcográfica 
Entalladura 
11.6 x 8.2 cm 
Siglo XVIII 
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra 

 

 

 

El corazón, desde antiguo, ha sido considerado por los cristianos como un símbolo del amor divino. Ya en el medievo, San Bernardo hablaba del «dulcísimo corazón de Jesús»; pero, hemos de esperar a finales del siglo XVI para ver representada una cardiomorfosis, el corazón anatómico de Jesús rodeado símbolos de su Pasión.

Su culto litúrgico se inicia en 1668 con san Juan Eudes, siendo las visiones de santa Margarita María Alacocque, a partir de 1673, y el auspicio de los jesuitas la base de su devoción. Sin embargo, su iconografía como Cristo cardióforo, el que nos muestra en sus manos o en el pecho un corazón en llamas, no lo hace hasta 1780 cuando el italiano Pompeo Batoni lo pinta para la reina viuda de Portugal.

Entre tanto, las imágenes alegóricas buscarán acrecentar entre los fieles la devoción al Sagrado Corazón. Un ejemplo es esta estampa que nos muestra, en una composición que asemeja la de una custodia u ostensorio, un corazón, que se identifica con el de Jesús por la impronta de la curva y sangrante llaga de la lanzada, la corona de espinas y la cruz, flotando sobre un cáliz llameante entre nubes y brillantes rayos. Una imagen, que se sirve de ciertos símbolos de la Pasión de Cristo, para evocar tanto el misterio Eucarístico como su ardiente amor a la humanidad, hasta el punto de ofrecerse como víctima propiciatoria.

Es probable que esta ilustración, hoy recortada, formase parte de una hoja o de un pliego de cordel, que contendría coplas o composiciones poéticas que revelarían a los lectores u oyentes su críptico significado devocional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería alta
Hasta el 30 de junio de 2024

piezames jun_24_cartela_2a
piezames jun_24_cartela_1a

PIEZA DEL MES / MAYO 2024

Cruz de mayo

Cañamazo, lana de colores, 
madera, cristal y saetines 
54.5 x 64 cm 
Josefa Antoñoty 
Finales del siglo XIX 

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

 

 

Reconocido es que ciertas fiestas de la Antigüedad transmutaron su primigenia significación pagana en pos de su asimilación dentro del cristianismo. Es posible que entre ellas se encuentren las celebradas a comienzos del mes de mayo: las de las mayas y mayos y la de las Cruces o cruz de mayo. Ambas relacionadas con el arribo de la primavera y la exaltación de la naturaleza florecida.

La segunda se corresponde con la festividad litúrgica de la Invención de la Santa Cruz a la que se consagra el día tercero del mes. Una celebración que, aparte de las solemnidades religiosas, tiene un marcado tinte popular y en la que las flores, la música y el baile rodean, en un ambiente distendido, la cruz desnuda. Familias, barrios o cofradías se afanan en engalanar sus cruces de madera con devoción en patios, plazuelas o capillas, lo que no obvia que, en su redor y al atardecer, pueda surgir el bullicio y el holgorio propios de un ancestral festejo.

Este contexto evoca el cuadro en el que una cruz colocada sobre una peana o altar se rodea de una guirnalda de flores. Bordado a finales del Ochocientos, sigue la técnica del punto medio o petit point. Un método, de posible origen francés, que simplifica el del punto de cruz o en aspa, al usar solo la diagonal. Tras dibujar el motivo a representar sobre el cañamazo, con lana de diferentes colores se fue rellenando con este punto sencillo y pequeño que, al final, resulta más tupido que el precedente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería alta
Hasta el 31 de mayo de 2024
piezames may_24_cartela_2a
piezames may_24_cartela_1a

PIEZA DEL MES / ABRIL 2024

Sello pendiente de la reina Juana
Plomo e hilos de colores
8 cm Ø 
Entre 1527 y 1545
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra
 
 
 
 
 
Este sello de la reina Juana I (1479-1555), conocida como Juana la Loca, servía para validar o certificar lo prescrito en un documento, hoy ignoto, que se guardaba en el archivo del monasterio.
 
Como sello real es circular y bifaz. En el anverso, el campo trae la figura mayestática de la reina Juana, con toca de viuda, sentada en su trono. Se muestra coronada y sosteniendo el cetro y el orbe crucífero como símbolos de poder. El escudo del reverso es complejo en cuanto a blasones, pues a los de la Monarquía Hispánica se añaden los de la Casa de Austria al conreinar Juana con su marido Felipe I el Hermoso y, aunque fuese en el papel, con su hijo Carlos I. 
 
Las orlas contienen una leyenda en la que se enuncian sus títulos. Comienza señalando que es reina de Castilla, León, Granada, Sicilia, Jerusalén, princesa de Aragón, y prosigue en el reverso, archiduquesa de Austria, duquesa de Burgundia, Brabante y condesa de Flandes y Tirol.
 
El sello se obtenía mediante la impronta de una matriz sobre una bola de plomo, el material maleable preferido por la monarquía para confirmar documentos en los que se concedían privilegios de carácter permanente a determinadas personas o instituciones.
 
La bola, antes de troquelarla, venía perforada para pasar un cordón de hilos de seda, en este caso de colores rojo, amarillo y verde; que, tras su aposición a la matriz, servía para enlazar el sello a la plica, o parte inferior reforzada del pergamino, dejándolo pendiente. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hasta el 30 de abril de 2024
Galería alta del Museo
piezames abr_24_cartela_2a
piezames abr_24_cartela_1a

PIEZA DEL MES / MARZO 2024

Misal romano 
Papel, hilos, madera, terciopelo y plata
28.5 x 21 x 7 cm 
Impresión: Amberes, 1689 
Encuadernación: Zafra, 1690-1691 

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra 

 

 

 


El misal es el libro «por donde se dize la missa» (Covarrubias, 1611); es decir, el que «contiene el orden y modo de celebrar la misa» (RAE, 1780).

Ambos diccionarios se refieren al Misal romano, el manual litúrgico que contienen las reglas para la celebración de las ceremonias y ritos de la misa: el acto más importante de la Iglesia católica, ya que en ella se oficia el sacramento de la Eucaristía, por el que el pan y el vino, tras su consagración por el sacerdote, se transubstancian en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Este ejemplar de misal fue editado en Amberes en la Imprenta Plantiniana cuando era dirigida por Baltasar Moreto hijo. Un establecimiento que, desde el reinado de Felipe II, tuvo el monopolio de impresión de todos los libros litúrgicos en los dominios de la corona española hasta finales del siglo XVIII.

En 1690 el convento adquirió cuatro misales. El texto impreso venía formando resmas, sin componer ni cortar; por lo que enseguida fue mandado encuadernar. Pero, como iban destinados al servicio de su iglesia, lo fueron ricamente con tapas de madera forradas con terciopelo rojo y aplicaciones romboidales de plata recortada y cincelada, con ces contrapuestas, formas vegetales y cabujones con esmalte azul, y broches de plata. Los cortes van dorados, bruñidos y grabados con una red de rombos curvilíneos.

 

 

 

 

 

 

 

Del 1 al 31 de marzo de 2024
Galería alta del Museo

piezames mar_24_cartela_2a
piezames mar_24_cartela_1a