Atención - Este sitio usa cookies

Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Saber más

Acepto

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.
 
Política de cookies: Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.
 
¿Cómo se utilizan las cookies? Al navegar por este portal Web el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información: - Información estadística del uso de la web. - El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web. - El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles. - Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios. - Información de las encuestas en las que ha participado el usuario. - Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.
 
¿Cómo administrar cookies en el navegador? El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Google Chrome: - Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas. - Seleccionar Configuración. - Hacer clic en Mostrar opciones avanzadas. - En la sección “Privacidad” hacer clic en el botón Configuración de contenido. - En la sección de “Cookies” se pueden configurar las opciones.

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Mozilla Firefox: - En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar Opciones. - Seleccionar el panel Privacidad. - En la opción Firefox podrá elegir: Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones. * Más información sobre Mozilla Firefox.
 
Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Internet Explorer 9: - En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las cookies. Activar la casilla Cookies y, a continuación, hacer clic en Eliminar. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la Configuración mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las cookies o totalmente hacia abajo para permitir todas las cookies. Tras ello, hacer clic en Aceptar. * Más información sobre Internet Explorer 9.
 
En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar cookies por sitio Web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar cookies de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

PIEZA DEL MES / MARZO 2021

Matracas 
Madera, hierro 
11.3 x 21.5 x 6.3 cm 
19.7 x 19 x 4.2 cm 
56.2 x 21.4 x 3.9 cm 
Siglos XVIII-XIX 

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra 

 

 

 


Cuando el Jueves Santo enmudecían las campanas por la pasión y muerte de Jesucristo, el silencio se rompía con el monocorde y desagradable sonido de las matracas que llamaban a los fieles a los oficios litúrgicos o a las procesiones. Y en los conventos servían, además, para convocar a los diarios maitines.

La matraca, también conocida como carraca o por localismos como chilrraera o macillos, es un instrumento musical de los clasificados como idiófonos por valerse de su cuerpo como materia resonante; al igual que las campanas, el triángulo, los platillos o las castañuelas...

Las hay de campanario, de enorme tamaño para que su sonido se oiga en toda la localidad. Están compuestas de una rueda de tableros de madera con mazos móviles para golpearlos al ser girados con manivelas.

Las hay portátiles, como las expuestas, con sus macillos de madera o con aldabas metálicas para hacer ruido cuando se volteen. Y las hay con una rueda dentada que al girar sobre su eje/mango hacen vibrar una lengüeta de madera para lo mismo.

Sus sonidos carentes de armonía, y ciertamente desapacibles, están vinculados a la penitencia de quien los oye; de ahí que la expresión coloquial «dar la matraca» se entienda como pesadez o machaconería por parte de uno de los interlocutores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería alta
Del 2 al 31 de marzo de 2021
piezames mar_21_cartela_2a
piezames mar_21_cartela_1a

PIEZA DEL MES / FEBRERO 2021

Virgen de los Dolores 
Talla en madera policromada 
138 x 54 x 60 cm 
Escuela sevillana 
Finales del siglo XVII 
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra 


En un retablo dieciochesco de la iglesia conventual se venera esta imagen de la Virgen de los Dolores cuya gestualidad, sus manos entrecruzadas, pegadas al pecho, su rostro lleno de lágrimas, su cabeza inclinada hacia atrás y su mirada elevada a lo alto, expresa un profundo dolor que se acomoda a la contemplación dramática de su Hijo clavado en la cruz.

Su túnica talar trasluce el contraposto que adopta su cuerpo y se alarga hasta cubrir los zapatos a la manera montañesina, con pesados pliegues verticales. Las mangas, rematadas en puños vueltos, dejan a la vista la blanca camisa interior. Cubre la cabeza con una toca, que enmarca el rostro y se prolonga hasta la cintura en dobleces curvilíneas, y un manto cuyos extremos recoge sobre sus brazos y cae con tiesura desde los sobresalientes codos hasta los pies.

Como Dolorosa está enlutada, pero la negritud de las telas de duelo casi se pierde por el rico estofado que trasluce el dorado de base. Trabajado con minuciosidad, son magníficos los roleos vegetalizados que muestra.

De esta Dolorosa, que se talla en un taller de escultura de finales del siglo XVII, seguidor de la escuela sevillana, desconocemos casi todo. Tan solo que se pensó para algún altar o retablo que la mostraría cercana a la vista de los devotos, dada la alta calidad de su policromía. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iglesia conventual
Hasta el 28 de febrero de 2021

piezames feb_21_cartela_2a
piezames feb_21_cartela_1a

PIEZA DEL MES / ENERO 2021

Beato Juan de Palafox
Grabado al aguafuerte y buril 
22.6 x 16.3 cm 
Francisco Camilo  
Pedro de Villafranca Malagón 
Madrid  
1665 
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra 

 

 

 


Juan de Palafox y Mendoza (1600-1659), obispo de Puebla (Méjico), virrey y capitán general de Nueva España y obispo de Osma (Soria), fue una figura controvertida por su enfrentamiento con los religiosos regulares, sobre todo con los jesuitas, durante su etapa novohispana.

Su inmensa obra doctrinal y pastoral, su buen gobierno y su lucha contra la injusticia, le valieron muchos enemigos que publicaron libelos y sátiras en su contra, acentuadas tras su muerte e inicio de su proceso de canonización.

Pero tuvo seguidores entusiastas, como su biógrafo que encabeza su texto con un retrato del beato, dentro de un óvalo, al que, por su dictado, el pintor Francisco Camilo rodea de emblemas: a la izquierda, una palma, las llaves de san Pedro, una espada, un báculo y una pluma; a la derecha, una rama de ciprés, una corneta, unos huesos, una bengala y un timón. Debajo, un cráneo con mitra, corona y capelo, a un lado, y flagelo y cilicios, al otro; en medio, una cartela con un texto latino. Y, encima, un corazón alado y rayos y truenos flanqueando un espejo que refleja el cráneo laureado que corona el óvalo.

Este programa iconográfico, propio del Barroco, es un jeroglífico, un juego ingenioso que alude a su vida, obra, virtudes y cualidades. Pero que, al tiempo, evoca una vanitas: un bodegón alegórico que resalta la idea de la fugacidad de la vida en contraste con la permanencia eterna de la virtud y de la fama, como se da a entender en la cartela.

 

 

 

En GONZÁLEZ DE ROSENDE, Antonio:
VIDA I VIRTVDES DEL ILUSTRÍSIMO I EXCELENTÍSIMO SEÑOR DON IVAN DE PALAFOX I MENDOZA, DE LOS CONSEJOS DE SV MAGESTAD EN EL REAL DE LAS INDIAS, I SVPREMO DE ARAGÓN. OBISPO DE LA PVEBLA DE LOS ÁNGELES, I ARZOBISPO ELECTO DE MEXICO. Virrey que fue, Lugar-Teniente del Rey Nuestro Señor, su Governador, i Capitán General de la Nueva-España, Presidente de la Audiencia, i Chancillería Real que en ella reside, Visitador General de sus Tribunales, i Juez de Residencia de Tres Virreyes. I últimamente OBISPO de la Santa Iglesia DE OSMA.
Por Julián de Paredes, Madrid, 1666.

 

 

 

 

  

 

Galería alta del Museo
Del 2 al 31 de enero de 2021
piezames ene_21_cartela_2a
piezames ene_21_cartela_1a

PIEZA DEL MES / DICIEMBRE 2020

Iglesuela de hojalata 
Hojalata, cristal, latón e hilos metálicos  
32 x 17.5 x 33 cm  
Siglo XIX 
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra 

 

 

 

 

 

 

En el claustro monástico hay una hornacina acristalada en la que las monjas veneran y conservan una imagen, de tamaño natural, de san Buenaventura revestido con el hábito cardenalicio. En su mano izquierda ostenta como atributos un libro de talla y, sobre él, esta iglesia en miniatura, confeccionada por un hábil hojalatero.

Plateada para ocultar la pobreza matérica, es una ingenua y evocadora síntesis de un edificio eclesial: un volumen prismático o nave con contrafuertes y pináculos en las esquinas, un fanal acristalado que alude al crucero y al ábside, y una fachada con su puerta abatible y una espadaña con tres campanillas colgantes de sus huecos.

La iglesia, como distintivo iconográfico, es propia de los padres o doctores de la Iglesia: santos reconocidos por los concilios o los papas como maestros de la fe. Ocho eran los primeros, cuatro de rito latino (Ambrosio, Jerónimo, Agustín y Gregorio Magno) y cuatro de rito oriental (Atanasio, Basilio, Gregorio Nacianceno y Juan), todos de los siglos IV y V.

Once siglos después, los papas definieron los criterios para acceder a tal dignidad y nombraron como doctores al dominico Tomás de Aquino (1567) y al franciscano Buenaventura de Fidanza (1588).

Desde entonces acá, la nómina de los doctores modernos alcanza los treinta y seis, entre ellos Juan de la Cruz (1926), Teresa de Jesús (1970), la primera doctora de la Iglesia, y Juan de Ávila (2012).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería alta del Museo
Del 1 al 31 de diciembre de 2020

piezames dic_20_cartela_2a
piezames dic_20_cartela_1a